Muestro Hotel

Casa Q’eqchi’ es un pequeño y mágico hotel que recibe su nombre del idioma del grupo étnico, perteneciente a la región de Cobán.

Nuestra Casa se encuentra ubicada en el sector del antiguo barrio San Juan Acalá, en pleno corazón de Cobán, Alta Verapaz, antiguamente Tezulutlan, en el norte de Guatemala. Este bello y misterioso hotel es una curiosidad para atesorar, con su propia personalidad; una identidad que comprende su propio estilo y su decoración; combinación de cultura ancestral y viva contemporánea, acá se respira el aire de la naturaleza misma, gracias a su pequeño bosque, sus piedras decorativas y el aroma de la madera de la región, que ha sido utilizada en su construcción.

El techo del corredor está engalanado por tejas antiguas y columnas de palos rollizos de la región. Los muebles acogedores, invitan al descanso y aportan calidez y familiaridad al ambiente.

La casa es una construcción tradicional, reestructurada en el año 2004, diseñada y preparada con detalles únicos, para una experiencia cultural Maya Q’eqchi’, con cuatro habitaciones, cada una elaborada con materiales de la región y decorada con objetos antiguos, para que cada una de ellas sea una experiencia cultural.

El ambiente de la casa es un refugio para personas que gustan de la cultura, la historia y de la naturaleza.

Las habitaciones

El lugar donde se encuentra Casa Q’eqchi’ es una casa reestructurada en el año 2004, diseñada y concebida para una experiencia cultural Maya Q’eqchi’, con cuatro habitaciones, construidas con materiales de la región y decoradas con objetos antiguos.

Las habitaciones son diferentes entre sí, pocas, sin embargo, sus detalles únicos son su propio sello de identidad. La tranquilidad de los dormitorios acoge al viajero y conduce su cuerpo y espíritu a un buen descanso reparador.

Cuando se entra a las habitaciones, surge un cambio en las personas. Los elementos de la naturaleza se encuentran a la vista, resultado del trabajo inspirado en nuestra tradición Q’eqchi’, las camas se encuentran viendo hacia el sur y nororiente, con la finalidad de proporcionar un buen descanso tal como lo dice nuestra tradición.

El interior de las habitaciones invita a la paz y al relajamiento, con una variedad de piezas de antiguas y objetos de artesanías hechos a mano, que crean un ambiente especial y lleno de color. La mezcla de estos elementos con las paredes de piedra y con la pintura de cal le da al lugar un toque natural.

Ir arriba